jueves, 31 de agosto de 2017

Pueblos planificados.


     Durante mi última estancia en el Instituto de Estudios Geográficos de la Universidad Nacional de Tucumán tuve la suerte de presentar un libro que contiene parte de los resultados de un Proyecto de Investigación dirigido por las Dras. Cristina López y Ana I. Rivas. Titulado "Asentamientos y pueblos rurales de Tucumán. Entre la Colonia y el Bicentenario", desgrana las características de alguno de los pueblos tucumanos en un periodo temporal que va desde el siglo XVIII hasta la actualidad.
     De todos ellos me parece bastante interesante el capítulo dedicado a cuatro pueblos planificados, que surgieron durante la última dictadura militar que sufrió la República, en el contexto del denominado "Operativo Tucumán". Entre 1976 y 1977 se procedió a dictar las Leyes por las que surgirían los pueblos Subteniente Berdina, Capitán Cáceres, Sargento Moya y Soldado Maldonado, en el  actual Departamento Monteros. En ellos no sólo se relocalizó -fue obligada a relocalizarse- la población rural circundante (que residía en una zona en la que era especialmente activa la guerrilla), sino que adquirieron de manera prácticamente inmediata funciones administrativas, convirtiéndose en las cabeceras de las Comunas Rurales Homónimas.
     Articulados por la  Ruta Nacional 324, con un trazado en damero, cada uno de ellos contaba con 70 viviendas agrupadas en manzanas dispuestas a partir de una plaza central; la manzana situada al sur de la misma contenía los edificios administrativos y comerciales, contando además con zonas deportivas e incluso con bungalows orientados a la actividad turística.
     En la imagen, tomada de Google Earth, puede observarse el trazado de uno de estos pequeños pueblos, Sargento Moya.


     Ejemplos elocuentes del surgimiento de asentamientos para el control del territorio y de la población que lo habita,  su población tiene como principal fuente de empleo las actividades agrarias y la Administración, y una visita a los mismos es un interesante complemento de la visita a los pueblos de azucareros, surgidos a la sombra de los ingenios azucareros que fueron la columna vertebral de la economía tucumana, y de los que hablaré en una entrada posterior.


Para saber más:

Rivas, Ana I., Aguilar, Ana G.,  Ale, María J. (2017): "Pueblos azucareros y pueblos planificados en el interior de la provincia (Siglos Xix y XX)", en López, Cristina, y Rivas, Ana I. (Dir.): Asentamientos y pueblos rurales de Tucumán. Entre la Colonia y el Bicentenario. pp.107-128. Ed. Humánitas. Tucumán.

Rivas, Ana I., Aguilar, Ana G.; Ale, María Jimena y Gerez, Dardo Guillermo (2012). “Asentamientos rurales planificados y articulación con la expansión Agrícola pedemontana en Tucumán: el caso del departamento Monteros”. Actas del   IV Congreso Nacional de Geografía de Universidades Públicas y XI Jornadas Cuyanas de Geografía organizadas por el Departamento de Geografía e Instituto de Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo. Mendoza versión digital



domingo, 16 de julio de 2017

Diferenciación vertical en Málaga.

      En una entrada anterior hacíamos referencia a la diferenciación vertical, que toma en consideración una ciudad tridimensional (norte/sur; este/oeste; arriba/abajo), en lugar de bidimensional (norte/sur;este/oeste); indicábamos, además, que este tipo de diferenciación podría considerarse como una de las características distintivas de las grandes ciudades del Sur de Europa.
           En el último número de la revista Población y Sociedad nos acaban de publicar un artículo, en coautoría con dos profesoras del Departamento de Geografía de la Universidad de Málaga, en el que indagamos acerca de la existencia de este fenómeno en el municipio de Málaga.
        Para ello hemos empleado información procedente de un procesamiento especial de los Padrones Municipales de Población de 2003 y 2013*, a partir del cual pudimos conocer la planta en la que la población reside, además del resto de información disponible en la fuente (edad, nacionalidad, año de empadronamiento, etc.). De toda la información disponible, seleccionamos la correspondiente a los inmigrantes extranjeros laborales residentes en un total de 11 barrios, con fechas de construcción que oscilan entre los cuarenta y sesenta del siglo pasado, compuestos por edificios en altura sin ascensor. 
        Partiendo de la base de que  en edificios sin ascensor las plantas superiores son las menos deseables, procedimos a comparar, a través del cálculo de cocientes de localización, su distribución por plantas de residencia, comparándola con la correspondiente a los españoles.
         Los resultados indican que los inmigrantes laborares están sobrerepresentados en las plantas más altas, e infrarepresentados en las inferiores, justo la situación contraria a los españoles. Un claro ejemplo de ello se muestra en el siguiente cuadro.

Distribución de los nuevos empadronados según origen y planta, y cociente de localización (Barrios Carranque, Haza Cuevas y Tabacalera).

Carranque
Haza Cuevas
Tabacalera
Planta
Españoles
Extranjeros Laborales
Españoles
Extranjeros Laborales
Españoles
Extranjeros Laborales
PBJ
1,17
0,60
1,26
0,63
1,08
0,88
P01
0,87
1,28
0,95
1,11
1,08
1,08
P02
0,94
1,16
0,91
1,12
0,71
1,15
P03
0,83
1,42
0,88
1,15
-
-
P04
0,98
1,09
-
-
-
-
P05
1,02
1,02
-
-
-
-
P06
1,30
0,35
-
-
-
-
P07
1,20
0,59
-
-
-
-
P08
1,44
0,00
-
-
-
-

Fte: Padrón Municipal de habitantes. Elaboración propia.

         Como elemento de control procedimos de la misma manera con la población residente en un conjunto de barrios, coetáneos de los anteriores, y también compuestos por edificios en altura, pero con la diferencia de que sí cuentan con ascensor. En este caso, son las plantas más elevadas las más deseables, y los bajos y plantas inferiores, los menos. En el gráfico siguiente se muestra cómo en este caso  la situación es justamente la contraria: hay una infrarepresentación de población española en los bajos de los edificios, y una sobrerepresentación en las plantas altas, situación que es justamente la contraria de la correspondiente a los inmigrantes laborales.

Barrios comparativos. Cocientes de localización de los empadronados según origen y planta.
Fte: Padrón Municipal de habitantes. Elaboración propia.

        Hay, por tanto, evidencias de la existencia de este tipo de diferenciación residencial en el municipio de Málaga, lo que añade un elemento más a considerar cuando trabajamos sobre cómo se distribuye la población en el espacio en nuestras ciudades.


*Quiero agradecer a D. Antonio Montañés Sánchez y a Dña. Sonia Burguete González, de la Subdirección de Gestión de Tributos del O.A.de Gestión Tributaria del Ayuntamiento de Málaga, por facilitarnos el procesamiento especial de los datos del Padrón Municipal de Habitantes.

Para saber más:
Natera Rivas, Juan José, Larrubia Vargas, Remedios, y Navarro Rodríguez, Susana (2017): "Evidencias sobre la segregación vertical en ciudades del Sur de Europa. El caso de la ciudad de Málaga". Papeles de Población, Vol.23, Nº 92. pp.185-216.
http://dx.doi.org/10.22185/24487147.2017.92.017